7 cosas que todo padre debe saber acerca de la paternidad


Como cualquier padre o madre sabe, la paternidad es, en gran parte, el arte de improvisar, una tarea que solo con la práctica se puede aprender.


padre hijo

Aún así, me he animado a escribir algunas de las que considero son las principales enseñanzas o verdades esenciales acerca de la paternidad.


1.) La paternidad es una expresión (tal vez la última) de la masculinidad

Durante la mayor parte del siglo XX, los padres tendían a adoptar valores y técnicas propias de la maternidad, algo así como la "feminización" de la paternidad. Sin embargo, en las últimas décadas, los hombres han comenzado a rechazar este modelo en pos de uno que afirma su masculinidad. Durante años, los varones fueron instruidos para adoptar un estilo de crianza propio de la mujer, pero en la actualidad, se está forjando una forma de crianza que es más fiel a su propio género. En resumen, la paternidad se está convirtiendo en un medio para afirmar, en lugar de negar o suprimir, la masculinidad.


2.) Los padres son parte integral del bienestar de la familia

Aunque esto pueda parecer obvio, de hecho, hasta casi la década del 70 el papel del hombre en la vida familiar estaba reducido principalmente a ser el proveedor financiero, a imponer la disciplina y a compañero de juegos de vez en cuando. Se necesitaron numerosos estudios para aprender hasta que punto los padres tienen un impacto directo en el bienestar emocional de sus hijos, contribuyendo de otras formas que difieren sustancialmente al de las madres. Durante el último medio siglo, los hombres se fueron convirtiendo en "socios plenos", casi a la par de la madre, algo que redefinió (para bien) la paternidad y las relaciones de género.


3.) Los niños sufren sin la presencia paterna

La otra cara de un mayor reconocimiento de los hombres como padres, son los escenarios cuando no están presentes. Si los hombres son parte integral del desarrollo emocional y cognitivo de sus hijos, tiene todo el sentido que los niños sufran si no están presentes.
Para agravar el problema, son muchas las dificultades sociales derivados de la paternidad ausente, que van desde peores resultados en la escuela a una mayor incidencia en la criminalidad. El psicólogo americano David Blankenhorn dijo "la ausencia del padre es la tendencia demográfica más dañina de las últimas décadas".


4.) La paternidad se define generacionalmente

Un gran porcentaje de hombres que abandonan a sus familias, tenían malas relaciones con sus propios padres, lo que hace que este problema sea recurrente a través de generaciones.
También es bueno destacar que una parte de los buenos papás también describen la experiencia con sus propios padres como negativa. En este caso, lo que ocurre es una deliberada reacción hacia aquel enfoque con el que están o estuvieron familiarizados. Dichos padres utilizan su propia educación como fuente de inspiración, pero en el sentido inverso, como una misión para ser mejores padres que el que ellos tuvieron.


5.) La paternidad es positiva emocionalmente

En algún momento todos los papás se preguntan si eran conscientes del valor de la paternidad. No sólo los niños se benefician enormemente con padres comprometidos. Varios estudios han demostrado los efectos positivos que la paternidad tiene en los hombres. Cualquier padre le hablará sobre su mundo irrevocablemente alterado. Mucho se sabe sobre los beneficios psicológicos en los niños cuando reciben amor paternal, pero no a la inversa. Sin embargo, en los últimos tiempos, son varias los estudios que muestran los beneficios del vínculo emocional que comparten con su hijo.


6.) La paternidad es un proceso bidireccional

La relación padre-hijo es una calle de dos vías, los niños influyen en sus padres al igual que los padres alteran el desarrollo de sus hijos. Ser padre cambia la manera en que los hombres piensan sobre sí mismos, ya que la paternidad genera un claro sentido de identidad. La intensidad de cuidar a otro ser humano supera a la mayoría de las otras experiencias vividas. En general, los hombres ven la paternidad una (si no la única) oportunidad de convertirse en personas "completas", como una especie de auto-realización.


7.) Los hombres están programados para ser padres

Tradicionalmente se ha visto a la paternidad como una "victoria" social y cultural del varón, pero también es biológica. Al igual que la mujer, el hombre también está cognitivamente programado para ser padre. Algunas investigaciones neurocientíficas hablan de los cambios fisiológicos que se producen a partir del "cerebro papá", ya que un tipo diferente de actividad neuronal y bioquímica se inicia a partir de ese momento. Desde el punto de vista científico, el nuevo perfil paternal que surgió en el último cuarto del siglo XX podría ser visto como más consistente con la estructura biológica del hombre, antes de eso, algunas normas culturales estaban suprimiendo una expresión más plena de la paternidad. Tal vez, lo mejor de todo, es que los hombres se fueron liberando de ciertos tradicionalismos, haciendo su paternidad más auténtica y fluida.
Siempre hablando de un padre presente y comprometido, tanto la paternidad como la masculinidad, se podría decir que están en una situación muy buena hoy en día, un final feliz de la historia.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada