Violencia de género: ¿cómo la ejercen las mujeres?


Está claro que la violencia de género y sus agresiones asociadas están fuertemente vinculadas al hombre, sin embargo, las mujeres también muestran ciertas conductas agresivas en este sentido.


Violencia de género mujeres?

¿Son sólo los hombres quiénes aplican un comportamiento sexual agresivo? Al parecer no. Según una investigación de la Escuela de Psicología de la Universidad de Liverpool, en este aspecto, a menudo las mujeres también son coercitivas. Pero en lugar de la agresión física, que si bien la aplican pero en bajos niveles, ellas tienden a utilizar métodos emocionalmente manipuladores, como la amenaza o la extorsión.

De acuerdo con el estudio, en materia de sexo, algunas mujeres también poseen elevados niveles de comportamientos narcisistas. Es decir, tener una profunda necesidad de admiración sumado a una intensa falta de empatía. Ambos estados están estadísticamente asociados con la coacción y la agresión sexual.


Según los investigadores, hasta aquí prácticamente todas las exploraciones se han basado únicamente en muestras masculinas, y esta es una de las primeras en indagar centrándose también en el sexo femenino.

La muestra de estudio incluyó a 329 adultos de ambos sexos, la mayoría de ellos estudiantes universitarios. El narcisismo se evaluó utilizando una clasificación de personalidad estándar que también mide algunos aspectos de la personalidad no vinculados estrictamente con conductas narcisistas.
Las conductas coercitivas se midieron mediante una encuesta de 19 preguntas llamada "escala de persistencia a una posterior negativa sexual", que clasifica las tácticas coercitivas mediante el aumento gradual de la agresividad.


Aspectos del estudio a destacar:

1.) En general, se trate de hombres o mujeres, aquellos que tuvieron calificaciones por encima de la media de personalidad narcisista, fueron quienes más admitieron haber utilizado tácticas coercitivas con otras personas con fines sexuales.

2.) Los hombres puntuaron significativamente más alto que las mujeres en niveles de narcisismo y coacción sexual. Sin embargo, al igual que los hombres, las mujeres narcisistas fueron más propensas que otras mujeres a ser agresoras sexuales.

3.) Cuando los hombres cometieron conductas agresivas, a menudo recurrieron a la fuerza física. Las mujeres, en cambio, fueron más propensas a utilizar extorsiones y amenazas, incluso dando a entender que se harían daño a sí mismas.

4.) Algunas mujeres con alto sentido de equidad y bajos niveles de narcisismo, tuvieron algunos patrones de intimidación encubierta.

5.) Aquellas mujeres que puntuaron alto en la encuesta de persistencia posterior a una negativa, también eran más proclives a la manipulación emocional en otros ámbitos (laborales, profesionales, amistades, estudios, etc.).

6.) Tanto en hombres como en mujeres narcisistas se observó que ante una negativa sexual, es frecuente que esta circunstancia les lleve a escalar a situaciones más coercitivas.


Definitivamente, las formas de agresión sexual son diferentes entre hombres y mujeres. Ellas muestran bajos niveles de agresión física, sin embargo, tienden a infligir culpabilidad y utilizar extorsiones. Parece ser que ciertos tipos de agresión no conocen fronteras de género, sobre todo si una de las partes involucradas posee una personalidad narcisista.


Referencia: http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0191886915005061



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada